Nicolás Añón, gerente Comercial de Hotel Cottage Carrasco y Buceo

(Por Pía Mesa) El gerente Comercial de Hotel Cottage Carrasco y Hotel Cottage Buceo, Nicolás Añón conversó con nosotros en uno de los apartamentos, equipados por Pop Design, del Desarrollo Estrellas del Sur, de Campiglia Construcciones.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

¿Hace cuánto que comenzaste a trabajar en Hotel Cottage?

En Cottage comencé hace unos cuatro años y medio aproximadamente, sin embargo hace ya unos 12 años que estoy en el rubro de la hotelería, venía de trabajar en una cadena de hoteles en Punta del Este y anteriormente trabajaba para una cadena internacional de hoteles.

¿Cuáles son tus principales tareas?

Hago de todo, pero las suelo separar en cuatro áreas importantes, ventas, eventos, marketing y comunicación, esas son las cuatro líneas más grandes que superviso junto al equipo del hotel.

Recientemente inauguraron Hotel Cottage Buceo ¿Cómo describirías el presente de la empresa?

La empresa está muy contenta y en lo personal también, porque el crecimiento del hotel se ve, y con la apertura de Cottage Buceo se nota mucho más.

La oferta hotelera en Montevideo ha crecido en el último tiempo ¿cómo ves al rubro?

Es un momento súper complicado, hay muchísima oferta y si bien la demanda viene creciendo no acompaña al mismo ritmo que viene creciendo la oferta. Eso se ha trasladado en una batalla tarifaria -por lo menos en Montevideo y creo que en Punta del Este está pasando lo mismo- muy fuerte y todo el mundo está tendiendo a bajar los precios. Estamos vendiendo una hotelería muy por debajo de lo que debería estar.

¿Cómo enfrentan ustedes esa situación?

Y nosotros intentamos salir un poquito de esa línea, intentamos mantener las tarifas pero mejorando el servicio.

¿Cuál es el diferencial de Cottage entre tanta oferta?

La verdad es que nosotros entendemos que los hoteles ofrecen por lo general, casi todos lo mismo, no hay secretos, podés comprar una tele más grande, una cama más grande, pero los servicios son casi todos los mismos. Entonces pensamos ¿qué podemos ofrecer diferente? Y entendimos que la  flexibilidad que tenemos en el servicio que brindamos es lo que nos hace diferentes.

¿Flexibilidad en qué sentido?  

Somos como una especie de asistentes de nuestros huéspedes en todo sentido, por ejemplo,  antes de llegar nos piden una determinada hielera con tal o cual bebida, o que les alquilemos un coche y se los dejemos en el estacionamiento para que lo tengan cuando lleguen. La flexibilidad va por el lado de tratar al huésped más como un amigo que como un cliente, si bien sabemos que son clientes, los tratamos de la misma forma como cuando recibís a tus amigos en tu casa. Ese es nuestro mayor diferencial, es nuestro ADN y es lo que también trasladamos ahora a Hotel Cottage Buceo.

¿Qué tan fieles considerás que son sus clientes?

Un 70% de nuestra clientela es frecuente, la verdad es que trabajamos con un público corporativo muy grande, casi un 80% de nuestro público es corporativo y de ese total un 70% es frecuente. En línea con esto, tenemos ejecutivos de cuenta que manejan y están en constante contacto con aproximadamente unas 1.500 empresas con las cuales intentamos mantener la fidelidad.

¿Notás diferencias entre el huésped de Cottage Carrasco y Cottage Buceo?

No, la verdad es que el perfil es muy similar, quizás lo que sí pasa es que la zona segmenta mucho, por ahí el que se queda en Cottage Buceo -por más que es un hotel nuevo y tiene todos los servicios- la tarifa y la zona segmenta mucho, pero en líneas generales el tipo de público es más o menos similar y buscan cosas parecidas. Buscan agilidad en el servicio, quieren todo práctico, buscan rapidez porque van solo a dormir al hotel. Son clientes de negocios que vienen de paso, buscan un buen internet, una buena cama, una buena ducha y no mucho más.

¿Cuáles son los principales desafíos a los que se están enfrentando actualmente?

Sin lugar a dudas que la batalla tarifaria es un desafío constante. Uno de los desafíos más grandes que tenemos con Cottage es el de reposicionar la marca en el mercado porque es un hotel que data de 1942, es un clásico de Montevideo que con el devenir de los años fue envejeciendo y se fue quedando. En 2010 se hizo una gran reforma donde se hizo todo el hotel nuevo, a excepción de la fachada porque es un hotel considerado patrimonio. Cuando uno pasa por fuera del hotel lo ve como ha estado desde siempre, y eso juega un poco a favor y otro poco en contra, entonces el desafío es poder mostrar que es el mismo Cottage de siempre, pero que ahora está totalmente renovado y con un concepto diferente.

A nivel de marketing y comunicación ¿qué estrategias han implementado para poder reposicionar el hotel en el mercado?

Una de las estrategias que nos ha ayudado mucho en ese sentido, ha sido la de unirnos con otras marcas mediante eventos ligados a ciertos deportes considerados de “elite”, como por ejemplo polo, tenis, squash, rugby. Otra estrategia es el ciclo de festivales gastronómicos temáticos que hacemos, armamos un calendario al comienzo del año donde exponemos los diferentes festivales y mostramos la comida típica de cada región. Además, ahora lo estamos haciendo con el apoyo de las embajadas y eso ha funcionado mucho. La organización de eventos con determinadas marcas nos ha ayudado muchísimo porque somos muy cuidadosos con los perfiles de marca que elegimos. Y finalmente, la otra estrategia son los eventos que se desarrollan en nuestro hotel, realizamos aproximadamente 550 eventos al año, no parece pero debe de ser uno de los hoteles montevideanos que más salas de eventos tiene.

¿Qué porcentaje del presupuesto total suelen destinar a acciones de marketing?

Suele destinarse aproximadamente el 1%, pero tenemos un producto que es muy fácil de comercializar entonces en algunos casos puntuales nos manejamos con canje y eso también se considera como acciones de marketing, entonces el presupuesto termina siendo mucho más que el 1% con esos canjes.

A poco de terminar el año ¿cómo evalúan el 2017?

La verdad es que no puedo decir que fue un mal año porque abrimos un nuevo hotel, pero sí es un año difícil y es un año donde el crecimiento que se venía dando se estancó un poquito. Nosotros veníamos con un crecimiento aproximado de un 7% anual y este año se estancó un poco, no es un año malo sino que venimos mal acostumbrados de años buenos. Por el otro lado, abrimos un nuevo hotel así que estamos súper orgullosos y contentos porque hace cuatro años que veníamos trabajando en el proyecto.

¿Les costó impulsar Cottage Buceo?

Costó un poco más de lo que nosotros pensábamos pero al día de hoy el hotel está trabajando muy bien, con márgenes aceptables de ocupación por arriba del 70%. Yo tenía quizás mayores expectativas sobre el comienzo del hotel, pero lo cierto es que cuando le contamos a la gente cómo han ido aumentando los niveles de ocupación, todos nos dicen que son muy buenas cifras y nos dan para adelante. Lo que pasa es que pasar de tener dos hoteles en vez de uno lleva mucho tiempo y cuesta mucho trabajo, dicen que cuando tenés tres o cuatro ya es más fácil pero el segundo siempre es el más complicado. Ahora ya estamos más posicionados y más en línea con lo que queremos seguir haciendo.

¿Cómo y hacia dónde esperan seguir creciendo?

En Uruguay nosotros queremos posicionarnos como referentes, queremos mostrarnos como “tu lugar y tu casa en Montevideo”, ese es nuestro concepto como hotel. Y además, tenemos muchos planes de crecimiento en el exterior para el corto plazo.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: